Repetidas veces pensamos que la capacidad de escuchar es irrelevante, cuando, en realidad, es la más relevante de todas, pues si no sabes escuchar, no puedes exigirle a alguien que haga lo mismo. En nuestra sociedad, es más preciada la capacidad de hablar bien que la de prestar un oído al necesitado.

La importancia de escuchar se nota en nuestra anatomía, y esto lo expresa Zenón:

Recordad que la naturaleza
nos ha dado dos oídos y una sola boca
para enseñarnos que más vale oír que hablar.

Zenón

Escucha con atención, deja todo aquello que puede distraerte, puede ser lo único que alguien necesita para mejorar su día.

Piénsalo…

Anuncios