Un abrazo puede ser el cierre de una noche romántica, cuando dos amigos se reencuentran, algo extra en el coito… Pero salgamos de las películas, vayamos a la realidad, ¿hace cuanto que no le das un abrazo a una persona porque sí? Lo sé, eso sucede cada eclipse.

Cuando vi un vídeo que me enviaron por e-mail, me quedé sorprendido por la sencillez de lo que pasa, un abrazo; ¿quién lo diría? Mira el vídeo de esta campaña, analiza la reacción de las personas, fantástico, ¿no?

Lo que más me impacta es como las personas van con una cara de escepticismo al donde la persona para recibir el abrazo y en cada una de ellas se dibuja una sonrisa cuando se separan. ¿Quién diría que recibir un abrazo de un extraño nos puede alegrar el día?

Mira cómo las personas reaccionaron en Italia:

Ahora, me pongo a pensar cómo reaccionaría las personas en este país… Muchas personas pasarían con una cara de que no pueden creerlo, de que es muy raro; claro, ¿qué clase de persona iría por ahí regalando abrazos? Sólo un enfermo… Esa es la impresión que tengo y, honestamente, ¡quisiera que no fuera así!

¡Cómo me molesta vivir en un país donde muchas de las personas piensan que las cosas buenas sólo suceden en las películas! ¿Qué pasó con hacer una buena acción por una persona? ¿Cuándo paramos de querer hacer algo por alguien sin esperar algo a cambio? Acciones sencillas como sonreír a un extraño, decir “buenas” cuando entramos a un elevador; pueden hacer del día de una persona, mucho mejor. Creeme, ya lo he probado, funciona.

Recuerdo la canción de The Black Eyed Peas, Where is the love (¿dónde está el amor?), y me pregunto donde se fue. Hoy en día es extraño ser testigo del amor filial y más el amor por el prójimo (sí, incluidas las personas que no conoces). Joder, ¿es tan difícil tratar al prójimo como seres humanos? Sólo porque alguien sea tu subordinado o porque trabaje limpiando la calle NO quiere decir que es un esclavo y/o que no merece ser tratado con amabilidad.

No digo que tienes que andar besando y/o abrazando a todo el que te encuentres, porque ya es raro, pero te animo a que trates al prójimo como quieres ser tratado; quiero que te percates de que muchos tienen días malos, en los que una sonrisa, cualquier detalle, les puede alegrar el día.

Podemos cambiar el mundo de una persona con una sonrisa, con un chiste, un comentario gracioso, un abrazo… No sólo son las cosas malas que se devuelven, también las cosas buenas.

Da amor y recibirás amor, da odio y encontrarás venganza; ¿cuál de los dos te parece mejor?

Sonríe, la vida no tiene por qué ser tan gris :).

Anuncios