He comenzado a pensar muchas cosas sobre la vida, algunas tienen que ver con el físico, otras tienen que ver con hacia dónde está dirigida nuestra sociedad, entre otras. Honestamente, estoy preocupado. No negaré que disfruto de las locas borracheras, fiestas, etc. Pero, cuando me pongo a pensar, estamos muy jodidos.

Seamos sinceros, ¿a quién no le gusta salir de juerga, divertirse y pasarla bien? A todos. ¿A quién le gusta pensar en los problemas? A nadie. La vida es demasiado corta para andarse complicando con pendejadas, sin embargo, en momentos como en los que vivimos, lamentablemente, el romo, las orgías y el sexo desenfrenado no nos pueden ayudar.

En muchas entradas de mi blog puedes apreciar como enfatizo la necesidad de reflexión para el aporte en la construcción de una mejor sociedad, porque lo otro ya no funciona. Honestamente me encabronan cosas como esta:

Probablemente algunos dirán “a lo mejor se lo merecía”, ¿y qué? ¿Por que no lo llevan a la jefatura, lo cuestionan allá y después a la cárcel (si se lo merece)? ¿Estamos tan acostumbrados a vivir en una sociedad donde no se toman en cuenta nuestros derechos? ¿Acaso estamos destinados a vivir en una sociedad donde el que tiene el rango más alto puede pisotear al de menor rango? Si ahora estamos jodidos, imagínate si empeora el asunto.

Usualmente no me gusta leer el periódico ni escuchar noticias, porque, cuando lo hago, sólo escucho barbaridades, cosas denigrantes; joder, ¿es que nada bueno sucede en nuestra sociedad? Un dominicanito queda entre los mejores 10 programadores del mundo y le hacen un artículo de media página, pero sí rellenan dos páginas de noticias verdaderamente mórbidas. ¿Cuál es la necesidad de resaltar lo malo? Tantas cosas buenas que tiene nuestro país y los medios sólo destacan las noticias malas… Diablos, que estúpido soy, eso es lo que se vende.

¿Es que no se percatan del proceso de decadencia al que está sometido nuestra sociedad? ¿No se dan cuenta que vivimos en una sociedad castrada moralmente, éticamente incorrecta?  Es como que en nuestra sociedad hay una diarrea de malas acciones, pero, cuando hay que obrar de manera correcta, oportunamente se constipa, bastarda…

Si no conocemos nuestra historia, estamos destinados a repetirla.

Enfrentémoslo, la historia nacional es importante, no quieres otra época en la que RD$100.00 no te den para comprar un platico de comida para pasar el día, ¿o sí?

Por esto resalto la importancia de aprender. ¿Aprender qué? Aprender  un oficio, una profesión, aprende de los errores de los que están en el poder, aprender a actuar correctamente, aprender a amar, aprender a perdonar, aprender a hablar, aprender a escuchar, en fin, aprender.

Reconozco que aprender engloba un sin fin de actividades, entre ellas las cuestionables, las malas y las buenas; por esto considero pertinente destacar que lo importante es obtener un conocimiento que pueda ser utilizado para el bienestar de la sociedad, si consideras que aquello que conoces y que puedes aprender no es relevante para el correcto desarrollo de la sociedad, entonces, ¿por qué no utilizas la remuneración obtenida para asegurar el futuro de tus hijos o apoyar una fundación o para realizar buenas acciones? Hay muchas maneras en la que se puede aportar, sólo piensa, sé creativo/a.

No seamos ignorantes, no pensemos que el dinero arreglará todo, que para ser alguien en esta vida hay que pisotear al otro; podemos ser lo que soñamos, sólo debemos trabajar y esforzarnos para alcanzar nuestras metas (por más lejanas y difíciles que se vean las malditas).

Hay que trabajar, no dejes que te corrompan, que llenen tus ojos de cosas por las cuales tendrás que sacrificar tu integridad, tu honor, tu dignidad. Las cosas buenas exigen sacrificio, si las obtienes con trampa no valen lo mismo, ¿verdad?

Reflexiona sobre qué cosas andan mal, qué puedes hacer para arreglarlas; piensa qué puedes hacer para aportar a una mejor sociedad, un mejor país, un mejor mundo.

El mundo es tuyo, pero tienes que ganártelo.

Kim Woo-Choong

Anuncios