Hay veces que uno espera que el día comience de una manera en específico o no esperamos nada, pero sí estamos seguros de que no queremos que nuestro día comience pues… medio jodido.

Mi día comienza como cualquier otro: me levantan, me vuelvo a dormir y me levanto definitivamente. Pues hoy he tenido que ir a la universidad ya que, según leí en el calendario, desde ayer se podía modificar la preselección de asignaturas; después de 30 minutos de camino, entro a la oficina de mi departamento y, para mi sorpresa, ¡se puede hacer desde la comodidad de mi hogar! ¡Puta vida de mierda!

Luego de mi procesión a la universidad me voy al gimnasio con la esperanza de hacer ejercicios y poder bañarme en la piscina. De nuevo, 20 minutos de camino, entro, todo bien, todo lindo, cuando paso por la piscina, está cerrada, ¡me tienes que estar jodiendo! “Bueno”, pensé, “ya no me queda de otra que hacer pesas”.

Cuando ya tengo un rato haciendo pesas me percato de una señora (no una MILF [mother i’d like to fuck], una doña no agradable a la vista, al menos para mí) que está sentada en un banco levantando pesas; en un momento a la señora se le ocurre levantarse la blusa para verse y se le sale la bendita tanga…. ¡Aaaaaaaaaaaaaaah! ¡Eso no es algo que quería ver! I cannot “unsee” that! ¡Puta vida de mierda!

Como verás… No comenzó taan mal, pero lo que ví en el gimnasio me ha dejado marcado, de ahora en adelante, sólo tangas en las jóvenes y MILFs, 0 doñas feas con eso :P.

Anuncios