Vivir es elegir, para elegir necesitamos filosofar; y el hombre necesita filosofar; y para filosofar debemos de creer (tener fe) en nuestro saber apropiado y en nuestro saber propio, si no es así nunca se generará la duda y, en esta está el principio de la filosofía; y sin fe no hay ni pude haber hombre verdadero…

Somos el principio y fin de la filosofía, y somos, irrevocablemente, seres filosóficos y seres de fe.

~Julio C. Mejía S.

Anuncios