Boxer Pues hoy estaba manejando y me paré en el semáforo de la Lincoln con Kennedy y allí me percaté de un hombre (mendigo) que tenía un pequeño perro amarrado… Eso me hizo reflexionar…

El perro no tiene ni la más menor idea de que su dueño puede que no pueda darle comida durante dos días, no sabe si lo va a maltratar o si se va a olvidar de él cuando se acabe el día, sin embargo, así lo quiere…

Creo que debemos querer/amar como los perros, quienes no ven status social, físico, si tiene espinillas o no, si es “lind@” o “fe@”, no ven nada, sólo esperan ser queridos como ellos quieren y, a lo mejor, no esperan nada a cambio…

Voy a hacer un esfuerzo de querer/amar como lo hacen los perros… Creo que por algo son el mejor amigo del hombre…

Anuncios